Excitación en los masajes eróticos

masajes eroticos en barcelona

El camino al corazón de un hombre no es a través de su estómago, o incluso los pantalones. Es a través de su piel. Una vez que aprendemos el arte de los masajes eróticos en Barcelona, no sólo tendremos más tiempo en la cama, también nos sentiremos más cerca de esa persona en una compenetración perfecta.

Todo nuestro ritual de masaje erótico tarda 30 minutos, pero en este tiempo relativamente corto debemos arreglárnosla para tocar todas las zonas erógenas que conoces y una docenas que no. Para estos masajes necesitamos un poco de aceite y una habitación caliente, también es necesario que tengamos una disposición más adecuada para hacerlo, sentirnos atractivas y llenas de energía y sensualidad.

Que excita de los masajes eróticos

Para lograr una excitación plena y profunda con este tipo de masajes, debemos considerar lo siguiente:

Pre-Masaje: Palabras de ánimo:

Sorprendentemente, algunos hombres pueden resistirse a la idea de recibir un masaje erótico. Si nuestra pareja se resiste a ser masajeado y apreciado por una media hora, basta con decir: “Prueba esto para mí. Sin ataduras. Si no te gusta después de cinco minutos, nos detendremos.” Los hombres, curiosamente, a menudo necesitan un poco más de argumentos para que permitan explorar otro tipo de acciones que les satisfagan.

Comenzar por las piernas siempre ayuda mucho a relajar, aunque depende de lo que desee la pareja o lo que queremos conseguir.

Inicio en la parte superior:

Durante cinco minutos debemos hacer que se acueste boca arriba en la cama; nosotras nos debemos posicionar detrás de la cabeza. Debemos masajear todas las zonas erógenas como los hombros, espalda baja si es posible tratar de centrarnos un poco más tiempo allí.

masajes eroticos

Debemos intentar rascar el cuero cabelludo con las uñas. Rastrear los pliegues de las orejas, el contorno de los pómulos y la nariz. A continuación, debemos colocar las palmas en la parte posterior de la cabeza, como si estuviéramos sosteniendo un melón en las manos ahuecadas.

Siguiendo con los masajes eróticos, debemos por siete minutos: Debemos tomar el cuerpo de la pareja repartido en dos partes de forma vertical, un lado derecho y el otro izquierdo. Debemos masajear primero un lado y después el otro, así que por cada uno serán alrededor de 3 o 4 minutos con los cuales debemos aprender a repartir nuestros movimientos.

Durante 10 minutos: Por ahora estás a mitad de camino a través del masaje, un buen punto para empezar a recibir más sensualidad, debemos realizar movimientos muy suaves y lentos. Esto ayudará a que la pareja pueda comenzar a sentirse muy relajado y además más excitado cuando comencemos con las zonas genitales, las cuales debemos poner toda nuestra atención y nuestra energía.

No debemos nunca mirar al pene como algo extraño sino como una zona llena de terminaciones nerviosas que deben masajearse de forma suave pero firme. Por eso no debemos dejar de masajear con las manos suavemente la zona del glande, el tronco y también las gónadas, de esta manera podemos ir lentamente aumentando la excitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *