Husky Siberiano

Razas de perros menos aconsejadas por veterinarios

La elección de una mascota, especialmente un perro, es una decisión importante que implica considerar una variedad de factores. Cada raza de perro tiene sus propias características distintivas que pueden hacerla más o menos adecuada para ciertos estilos de vida y entornos domésticos. Los veterinarios  a menudo pueden ofrecer valiosos consejos sobre qué razas pueden no ser las más adecuadas para ciertas situaciones. Aquí te contaremos algunas de las razas de perros menos aconsejadas por veterinarios y los motivos detrás de esas recomendaciones.

1. Bulldog Inglés

Bulldog Frances

El Bulldog Inglés enfrenta una serie de desafíos de salud que los veterinarios suelen destacar. Su conformación facial aplanada puede llevar a problemas respiratorios, como el síndrome braquicefálico, donde las vías respiratorias están obstruidas debido a la estructura facial plana, lo que resulta en dificultades para respirar, especialmente durante el ejercicio o en climas cálidos.

Además son propensos a problemas dentales, como la acumulación de placa, enfermedad de las encías y pérdida de dientes. La piel suelta y arrugada también puede ser un caldo de cultivo para infecciones cutáneas si no se cuida adecuadamente. Y no podemos pasar por alto los desafíos del parto, en donde las hembras Bulldog a menudo necesitan ayuda durante el parto, y las cesáreas son comunes, lo que aumenta tanto los costos como los riesgos para la madre y los cachorros.

2. Shar Pei

El Shar Pei es otra raza distintiva conocida por su piel suelta y arrugada, que puede atrapar la humedad y la suciedad, lo que aumenta el riesgo de infecciones cutáneas, dermatitis y otros trastornos de la piel. Los pliegues profundos alrededor de la cara y el cuello son especialmente propensos a problemas, y es necesario mantener estas áreas limpias y secas para prevenir problemas cutáneos dolorosos y costosos de tratar.

Además de los problemas dermatológicos, el Shar Pei también puede presentar desafíos de comportamiento si no se socializa adecuadamente desde una edad temprana. Son conocidos por ser reservados con extraños y pueden volverse agresivos si no se los expone a una variedad de personas y situaciones durante su período de socialización crítica.

3. Dogo Argentino

El Dogo Argentino es un perro grande y musculoso, originalmente criado para la caza mayor. Los veterinarios a menudo advierten sobre la importancia de la socialización temprana y el entrenamiento para esta raza, ya que su instinto de presa puede resultar en comportamientos agresivos hacia otros animales si no se manejan adecuadamente.

Además también puede presentar desafíos de salud. Como muchas razas grandes, son propensos a problemas articulares como la displasia de cadera y codo. El sobrepeso también puede ser un problema común en esta raza, lo que puede exacerbar aún más los problemas de salud relacionados con las articulaciones y reducir su esperanza de vida.

4. Chihuahua

El Chihuahua es una de las razas más pequeñas del mundo, y por este motivo, son propensos a una serie de problemas médicos. Problemas dentales como la maloclusión y la pérdida de dientes son comunes en esta raza, al igual que las luxaciones de rótula, donde la rótula se disloca de su posición normal en la rodilla. Además, pueden ser propensos a problemas cardíacos, como la enfermedad de la válvula mitral, que puede afectar su calidad de vida y requerir tratamiento médico continuo.

En cuanto a su temperamento, los Chihuahuas a menudo son descritos como tercos y obstinados, lo que puede dificultar su entrenamiento y socialización. Pueden ser reservados con extraños y pueden desarrollar comportamientos nerviosos o agresivos si no se los maneja con cuidado. 

5. Husky Siberiano

El Husky Siberiano es una raza conocida por su belleza, resistencia y espíritu independiente. Sin embargo, esta independencia puede presentar desafíos para los dueños novatos. Son perros altamente activos que requieren mucho ejercicio y estimulación mental para evitar el aburrimiento y comportamientos destructivos.

Además son conocidos por su instinto de caza. Esto puede hacer que sean difíciles de confiar en entornos no vallados, ya que pueden escapar fácilmente en busca de presas potenciales. Los propietarios de Huskies deben ser diligentes en mantener a sus perros asegurados en todo momento para evitar que se escapen y se pierdan.

Si bien cada perro es único y tiene sus propias necesidades y características, es importante tener en cuenta las recomendaciones de los veterinarios al elegir una raza. Esto no solo puede ayudar a garantizar la felicidad y el bienestar del perro, sino también facilitar la experiencia de tener una mascota para toda la familia. Antes de comprometerte con una raza en particular, investiga a fondo y considera si sus características y requisitos se alinean con tu estilo de vida.