acoso en el entorno laboral

Cómo identificar y evitar el acoso laboral en el trabajo

El acoso laboral, también conocido como mobbing, es un comportamiento lleno de violencia psicológica injustificada que puede incluir insultos, menosprecio, humillaciones, aislamiento y otras acciones similares.

El impacto del mobbing en la víctima es devastador, ya que puede llevar a problemas de salud mental y emocional, disminución del rendimiento laboral y en casos extremos, a la renuncia del trabajo.

¿Cuáles son las señales que debemos identificar para evitar el acoso laboral?

compañerismo en la oficina

Descubre cómo identificar y evitar el acoso laboral en tu lugar de trabajo para que ningún empleado sufra de este problema.

A veces puede ser difícil darse cuenta de que un empleado es víctima de acoso laboral, ya que puede comenzar de forma gradual o manifestarse de manera sutil y sin aparente violencia. Por esta razón es fundamental detectarlo a tiempo, para poder actuar y minimizar sus efectos.

Los siguientes síntomas pueden indicar que existe un problema de acoso laboral que debes solucionar de inmediato.

1. Una actitud diferente

El trato desigual en el ámbito laboral no tiene que ver con la cercanía que se tenga con los compañeros, sino con la forma en que se responden a las situaciones similares. Si se hace una observación cordial a alguien que cometió un error, esa misma actitud debe aplicarse a los demás.

Si hay mayor exigencia, severidad o indiferencia en el trato hacia algunos compañeros, esto puede indicar una desigualdad en la forma en que se les trata en comparación con otros.

Es importante ser justos y equitativos en el trato que se le da a cada uno de los miembros del equipo, ya que el trato desigual puede generar resentimientos y afectar negativamente el ambiente laboral.

2. Lenguaje violento

En ocasiones, el lenguaje agresivo puede manifestarse en el ámbito laboral de una manera sutil, como un consejo o una pregunta con tono profesional. Pero es importante recordar que cuando se trata de señalar un error, se debe enfocar en el trabajo y no en la persona que lo cometió.

Cualquier referencia personal negativa puede ser considerada agresiva y puede interpretarse como acoso laboral. Por eso es importante mantener un tono respetuoso y centrarse en la tarea que se quiere corregir, en lugar del trabajador.

3. Difamación

El acto de difamar a alguien en el entorno laboral puede ser más sutil de lo que parece. Es importante recordar que las críticas deben dirigirse exclusivamente a la persona implicada y no divulgarse públicamente.

Además, hablar en público sobre los defectos de alguien, utilizarlo como ejemplo o como caso para ilustrar una situación no es adecuado. Todo este tipo de cuestiones deben tratarse en privado para evitar malas interpretaciones y posibles conflictos.

4. Obstáculos en el progreso laboral

Otra forma de acoso son las limitaciones en el progreso laboral. Puede ser complicado darse cuenta de estos síntomas, ya que los límites suelen ser vagos e imprecisos.

Una señal de alerta es que sistemáticamente rechazan las ideas y propuestas de un empleado en específico, o que algunos tengan oportunidades que otros no tienen sin ningún motivo aparente.

Además, si los empleados no avanzan en su trabajo, a pesar de que tu desempeño es bueno, esto puede ser una señal de mobbing.

¿Qué medidas tomar para evitar el mobbing en la empresa?

Para evitar una crisis de acoso laboral en tu empresa, es importante establecer una política de prevención clara y comunicarla efectivamente a tus empleados. Esto puede incluir valores y principios de respeto e igualdad de oportunidades, así como formas de denuncia y apoyo para los empleados afectados.

Como dueño o director general, es importante que te involucres en la aplicación de esta política, y que te asegures de que los empleados puedan reportar incidentes sin temor a represalias.

Esto puede incluir la posibilidad de denunciar a través de un psicólogo independiente, o un miembro del departamento de Recursos Humanos.

Para reforzar esta política es recomendable dedicar un tiempo para recordar a tus empleados los valores y reglas de un buen clima laboral, así como las conductas que serán castigadas.

Como líder, debes mostrar respeto a todos tus empleados, sin importar su posición o identidad, y establezcas una política salarial justa y basada en méritos. Es fundamental que investigues a fondo cualquier incidente de acoso laboral y que apliques medidas de castigo apropiadas.

Sin embargo, también es importante tener claridad sobre los hechos y asegurarte de que las denuncias sean responsables, y no se produzcan injusticias contra los trabajadores.

¿Cómo crear un entorno libre de acoso?

Para fomentar un entorno laboral más saludable es importante reducir el estrés de los trabajadores, permitiendo que tomen decisiones sobre su propio trabajo, evitando la repetición de tareas y comunicando claramente los objetivos.

Además, es fundamental crear una cultura empresarial de tolerancia cero hacia cualquier forma de acoso laboral, promoviendo normas que castiguen el mobbing y mejorando la forma en que se abordan los conflictos laborales.

También es recomendable evaluar la efectividad del protocolo de acoso laboral y formar a los líderes y el personal en técnicas de comunicación, resolución de conflictos y prevención del acoso.

Finalmente, es esencial investigar cualquier comportamiento sospechoso de acoso laboral para garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable para todos los empleados.

Tomando en cuenta estos síntomas y las medidas que te hemos dado, puedes identificar el mobbing y resolverlo, incluso prevenirlo, lo que permitirá a tus empleados disfrutar de un mejor lugar de trabajo, donde no se sientan estresados, rechazados y maltratados por sus compañeros.